Coronavirus Ecuador

Médicos, militares y policías, las víctimas del COVID-19

09/04/2020 Expreso Ecuador

 Víctima. Germán Tutasi era ginecólogo. Falleció a sus 68 años en Guayaquil el 28 de marzo, cuenta su hijo. Foto: Expreso

Víctima. Germán Tutasi era ginecólogo. Falleció a sus 68 años en Guayaquil el 28 de marzo, cuenta su hijo. Foto: Expreso

“Hijo, entiende”. Era lo que Carlos Tutasi escuchaba cuando criticaba a su padre por el tiempo que sus pacientes le quitaban. Ahora, “lo que más me reconforta son los mensajes de ellos”, dice.

Su padre era Washington Germán Tutasi Jaramillo, ginecólogo ambateño de 68 años. Estuvo dos días internado en la clínica San Francisco de Guayaquil, antes de su fallecimiento el pasado 28 de marzo. Falleció por problemas respiratorios, consecuencia del contagio del COVID-19. Él es uno de decenas de galenos, militares y policías, afectados por el virus.

Tenía un consultorio particular en Rumichaca y Alcedo. Al empezar la pandemia por el COVID-19 sus cuatro hijos le pidieron que por favor ya no salga y no atienda pacientes porque se podía exponer por ser diabético e hipertenso. Las patologías resultaron de cinco operaciones a la columna y una meningitis que adquirió hace unos 10 años.

Los ruegos de sus hijos recibían un “tranquilos, todo está bien”. El 26 de marzo, Carlos llamó a su padre y respondió su esposa. Le dijo que estaba dormido y no se quería levantar. Carlos comentó a su madre, quien tomó el teléfono y le dijo “Edwin, estás mal, tienes que internarte”.

En cuatro horas de llamadas no consiguieron ambulancia. Por gestiones de la madre de Carlos lo llevaron a una clínica y fue internado. Carlos no sabe dónde se pudo contagiar. Tuvo problemas respiratorios y falleció. “Él se fue en paz y cumpliendo su misión de salvar vidas”, concluye su hijo, quien sigue recibiendo la solidaridad de sus pacientes.

La madrugada del 5 de abril, a las 00:25, fallecía en el hospital Teodoro Maldonado, Ángel Alberto Bonifaz Bravo, guayaquileño de 52 años. Estaba casado con la bióloga Maritza Ruano. Tenía dos hijos. En la universidad de Guayaquil se graduó como tecnólogo en anestesiología. Trabajó en el Hospital Vernaza, cuenta su amiga Gloria Bejarano. 

Ingresó a la Cruz Roja ecuatoriana en Guayas y durante 30 años fue mentor, líder, guía y formador de voluntarios. Fue instructor de primeros auxilios y, hasta el día de su fallecimiento, fue jefe de ambulancias de la Junta en Guayaquil. Cumplía su turno de 07:00 a 15:00. “Siempre lo encontrábamos en la central, como le decimos al área de atención de emergencias de la Junta”, destaca.

Leer más aquí

Fuente Original

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 099 985 9453 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ

Versión Impresa

Descarga Versión Impresa

Edición No.10 / Mayo 2022

Ver Todas las Ediciones