Seguridad y Fronteras

Haitianos, la nueva cara de la migración que atraviesa Ecuador

07/10/2021 EFE

Ecuador se ha convertido en uno de los países de paso de los haitianos que recorren el continente con destino Estados Unidos, fenómeno creciente desde junio y que torna a este colectivo en presa del lucrativo negocio del tráfico de migrantes.

Haitianos, la nueva cara de la migración que atraviesa Ecuador / Foto: EFE

Haitianos, la nueva cara de la migración que atraviesa Ecuador / Foto: EFE

Ecuador se ha convertido en uno de los países de paso de los haitianos que recorren el continente con destino Estados Unidos, fenómeno creciente desde junio y que torna a este colectivo en presa del lucrativo negocio del tráfico de migrantes.

Los pasos irregulares que jalonan el río Carchi, frontera natural entre Ecuador y Colombia, y que en el último lustro han visto cruzar en ambos sentidos a miles de venezolanos, se han convertido en los últimos meses en escenario de una nueva migración que recorre el continente y que también es guiada por decenas de coyoteros que conducen a familias enteras al territorio colombiano.

"Hace aproximadamente tres meses, un poco más, comenzó el éxodo de los migrantes de nacionalidad haitiana", explica a Efe Fernando Villarroel, administrador de la terminal terrestre de la ciudad ecuatoriana de Tulcán, limítrofe con Colombia.

GOTEO DESDE JUNIO 

A partir de junio calcula que han llegado a la terminal de autobuses entre 450 y 650 haitianos diariamente, procedentes en su mayoría de Huaquillas, frontera peruano-ecuatoriana al sur del país, que al igual que la de Rumichaca, entrada a suelo colombiano, permanecen oficialmente clausuradas desde el inicio de la pandemia.

El transporte directo en autobús es el medio elegido por la mayor parte de este flujo, aunque "los que no consiguen boleto directo llegan en transbordo desde Guayaquil, Quito, Ambato y Riobamba", precisa Villarroel.

Esta nueva migración ha llevado a que una treintena de personas oriundas de Tulcán se hayan volcado al negocio del coyoterismo para "llevarlos hasta la otra frontera y pasan hasta (la localidad colombiana de) Ipiales", a un precio "que va de los 15 a los 25 dólares por persona", aclara el responsable de la terminal.

Se trata de un fenómeno "visible" entre la madrugada y el mediodía, cuando arriba el grueso de los autobuses cargados con haitianos, que no tardan en dirigirse en vehículos particulares y furgonetas hacia los pasos irregulares conducidos por los coyotes, con los que generalmente pactaron su periplo desde la divisoria peruana.

Comunícate con El Oriente a través de WhatsApp

Conviértete en reportero. Envíanos tú material al 099 095 8731 (No recibimos llamadas)

Envianos tu Mensaje

VIDEOS | MENSAJES | FOTOS | NOTAS DE VOZ

Versión Impresa

Descarga Versión Impresa

Edición No.3 / Octubre 2021

Ver Todas las Ediciones